lunes, 18 de abril de 2011

Focaccia (Whole Kitchen)

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de abril nos invita a preparar Focaccia.

La palabra Focaccia deriva de la palabra latina "focus" (corazón) y significa hogaza.
Aunque es reconocida como típica de la gastronomía Italiana se cree que es originaria de los antiguos etruscos o griegos.

Es la precursora de la pizza tal y como se conoce hoy en día. La diferencia principal es el grosor de la masa y que la pizza se adereza con varios ingredientes como champiñones, jamón, etc...El agregado final de la focaccia suelen ser hierbas que se incorporan antes de hornear, como puede ser el romero.

Era mi primera vez en esta elaboración y la verdad que creo que ha quedado bastante bien y estaba muy buena. La repetiré seguro. Yo la he aderezado con aceite de ajo y orégano. Aquí os dejo la receta:

Ingredientes:
- 500g. de harina
- 125ml. de agua tibia
- 12g. de levadura
- 250ml. de agua fría
- 5g. de sal fina
- 2 cucharadas de aceite de oliva

Para el "aglio e olio"
- 4 dientes de ajo
- 4 cucharas de aceite (apox.)

Elaboración:
Mezclar la levadura con la mitad del agua tibia. Dejar descansar en un lugar tibio durante 10min. o hasta que se forme espuma.

Mezclar la harina con la sal y hacer un hueco en el centro.

Agregar el resto de agua tibia, el agua fría y el aceite a la levadura y echar la mezcla en el hueco de la harina poco a poco y mezclando con la ayuda de un tenedor, por ejemplo.

Cuando ya esté mezclado y sea complicado remover con el tenedor comenzamos a amasar con las manos unos minutos. Una buena técnica para amasar y romper más facilmente las partículas es "maltratarla". Si, hay que "pegar" a la masa. Para ello vamos pasando la masa de una mano a otra con fuerza. Para saber que está bien amasada tiene que quedarse una masa lisa y elástica. Si al cortarla por la mitad con un cuchillo (sin miedo) tiene unas pequeñas burbujitas ya está lista.

Hacemos una bola y la tapamos durante media hora para que fermente.

Pasada la media hora amasamos de nuevo para quitarle el aire y la ponemos en la base de horno que vayamos a utilizar untandola bien con aceite para que no se pegue. La estiramos con las manos hasta que tenga aproximadamente 1cm. de grosor y con los dedos vamos formando esos agujeritos característicos. La tapamos de nuevo y dejamos fermentar ahora 1h.

Trituramos los ajos con el aceite, pintamos nuestra focaccia, añadimos orégano y también he añadido un poco de sal fina. También se le pueden añadir aceitunas negras, romero, etc...

La metemos al horno precalentado a 200º durante 10-15min. aprox. Ha de quedar ligeramente doradita.

La sacamos y la comemos templada con jamón serrano, por ejemplo.

    

2 comentarios:

  1. Una focaccia muy bien hecha. La clásica, para que cada una la rellene como quiera.
    Un besote

    ResponderEliminar